Incluso en el sitio de Sarajevo, Europa observó y no intervino

Hoy, hace treinta años, el 5 de abril de 1992, comenzó el sitio de Sarajevo. El asedio de la capital bosnia finalmente duraría casi cuatro años y provocaría más de 12.000 bajas civiles. La batalla por la ciudad fue una parte sangrienta de la guerra civil yugoslava que había comenzado un año antes.

Como resultado del desmoronamiento de Yugoslavia, el gobierno bosnio celebró un referéndum sobre la independencia el 29 de febrero de 1992. Los croatas de Bosnia y los bosnios predominantemente musulmanes votaron a favor de la secesión y obtuvieron la mayoría. Sin embargo, los serbobosnios decidieron boicotear el plebiscito y fundaron su propia república, la República Srpska, apoyada por el Ejército Popular Yugoslavo y la Serbia de Slobodan Milosevic.

Pocos días después de que se aprobara el referéndum, las tropas de Milosevic y Mladic rodearon la capital bosnia e iniciaron un sitio de casi cuatro años. Esto incluyó bombardeos de mortero sobre objetivos civiles y francotiradores disparando al azar a los residentes de la ciudad.

En el año anterior al referéndum, estallaron disturbios entre los croatas de Bosnia y los bosnios, por un lado, y los serbios de Bosnia, por el otro. En octubre de 1991, el futuro presidente Radovan Karadžić declaró: “En unos días Sarajevo dejará de existir y habrá 500.000 muertos”.

La limpieza étnica tuvo lugar a gran escala en los pueblos y ciudades que cayeron en manos de los serbios. Todas las casas de los no serbios fueron incendiadas, después de lo cual los habitantes fueron asesinados o encarcelados en un campo de concentración. Debido a un mandato limitado y la falta de voluntad de la comunidad internacional para aprobar la intervención armada, las unidades de las fuerzas de paz de la ONU quedaron en gran medida impotentes.

Sólo después de la caída de srebrenica el 11 de julio de 1995 esto cambió. El 30 de agosto, la OTAN lanzó ataques aéreos contra las fuerzas serbias y menos de dos meses después terminó el conflicto y comenzaron las negociaciones de paz de Dayton.

Las estimaciones de las bajas de la Guerra de Bosnia son generalmente entre 100.000 y 110.000 muertos. Además, otros 2,2 millones de personas fueron desplazadas como resultado de los combates, lo que convirtió a la Guerra de Bosnia, hasta ese momento, en el conflicto europeo más devastador desde la Segunda Guerra Mundial. (¡Ya hay 5 millones de ucranianos huyendo!)

Solo el asedio de Sarajevo mató a 8.000 soldados y más de 12.000 civiles. En total, el sitio duró 3 años y 9 meses, tres veces más que el sitio de Stalingrado. Esto lo convierte en el asedio más largo de una capital en la historia moderna.