EU y MO pronto para la elección: soporte para Teherán o Washington

Foto de Alena Vavrdova en Unsplash

La canciller Merkel, el presidente francés Macron y el primer ministro británico Johnson están instando a Irán a ser cauteloso sobre el conflicto entre Estados Unidos e Irán. Piden al gobierno de Teherán que se adhiera al acuerdo nuclear de 2015.

Los líderes del gobierno europeo enfatizan la necesidad de reducir la escala. También hacen un llamado a los otros países en conflicto por "moderación y responsabilidad extremas" y están de acuerdo en que "la soberanía y seguridad de Irak" deben ser protegidas.

Los ministros de Relaciones Exteriores vienen a Bruselas para una reunión adicional el viernes para discutir la respuesta europea al aumento de las tensiones estadounidense-iraní en el Medio Oriente. El Comisionado de Asuntos Exteriores EU, Borell, espera haberse reunido con el Ministro de Relaciones Exteriores iraní antes de esa fecha.

De hecho, los países del EU se enfrentan a la elección de si todavía están tratando de mantener el acuerdo nuclear iraní desmantelado y desmantelado, o si aceptan que Estados Unidos se ha retirado de él antes y que Irán no se está retirando de él ahora. durará más tiempo

El domingo, parte del parlamento iraquí votó para expulsar a todos los soldados extranjeros de la coalición liderada por Estados Unidos contra el Estado Islámico. Los diputados kurdos y sunitas boicotean esa sesión. Irán dijo que ya no se adherirá al acuerdo atómico internacional. Los 28 estados miembros del EU tienen serias preocupaciones al respecto. Esa decisión podría significar que Irán continuará su programa nuclear sin restricciones.

La misión de entrenamiento holandesa en el norte de Irak también fue detenida. La organización de Defensa informó el domingo que alrededor de cuarenta marines en Erbil reanudarían el trabajo esta semana. Pero el comandante de la coalición internacional contra el Estado Islámico decidió suspender las actividades en el norte kurdo de Irak, dijo el lunes un portavoz de Defensa.

La misión de entrenamiento en Bagdad había sido detenida antes. Allí, de tres a doce comandantes holandeses entrenan y asesoran a las fuerzas especiales iraquíes. Según el portavoz, no hay planes para recuperar a los soldados holandeses.

También en el mundo árabe, hay una mirada sospechosa a la situación amenazante de que Irán vengará el ataque estadounidense contra su comandante militar contra los cargos estadounidenses y los intereses estadounidenses en su región. Además, existe el temor de una mayor expansión de las influencias chiítas iraníes en Irak, Siria y la región del Golfo Sunita. En sus reacciones al ataque estadounidense, los países árabes intentan evitar que Teherán los ponga en la 'lista de amigos' estadounidense-israelí.