El Parlamento Europeo aprueba el intercambio europeo de expedientes de pacientes

El Parlamento Europeo ha aprobado por amplia mayoría (516 votos a favor, 95 en contra y 20 abstenciones) la creación de una Agencia Europea de Intercambio de Datos de Pacientes. El nuevo Espacio Europeo de Datos Sanitarios (EHDS) permite el intercambio entre médicos, hospitales y farmacias a lo largo del EU, pero requiere que los residentes lo aprueben primero.

Debido a que a principios de este mes los Ministros de Salud aceptaron la propuesta del Comisionado del EU, Didier Reynders, después de meses de preparativos y negociaciones oficiales, se espera su adopción final a principios del próximo año y su implementación a partir de 2025. 

Los Países Bajos también estuvieron de acuerdo porque, según el Ministro saliente, Ernst Kuipers, las condiciones holandesas se incluyeron de manera más que suficiente en la propuesta final. Por ejemplo, los países EU que ya cuentan con un intercambio (electrónico) de archivos de pacientes pueden continuar haciéndolo. 

Los países EU también tendrán la oportunidad de dar a sus residentes la opción de si sus datos médicos pueden intercambiarse entre países EU (exclusión voluntaria). Incluso será posible incluir un acuerdo de participación voluntaria para el intercambio de datos para la investigación científica del ADN. Por lo tanto, estos datos no se comparten de forma estándar.

Para organizar rápidamente la introducción en los Países Bajos, este mes se inició el programa HDAB-NL. Éste debe desarrollar funcionalidades técnicas para el nuevo sistema europeo. La Autoridad Holandesa de Protección de Datos también participa en el seguimiento de los aspectos de privacidad.

Las organizaciones de pacientes en varios países del EU y los políticos del EU han expresado su preocupación por las implicaciones para la privacidad. El eurodiputado holandés Bert-Jan Ruissen (SGP) calificó el proyecto de ley como "el preludio de una unión sanitaria europea". Al recopilar datos de pacientes al nivel EU, avanzamos hacia un sistema de seguro. Bruselas pronto nos indicará qué tratamientos se nos reembolsarán todavía.'

La eurodiputada Anja Haga está muy preocupada por la confidencialidad de los datos médicos de millones de pacientes dentro de la Unión Europea: "No es la intención que las empresas comerciales tengan acceso a los datos de los pacientes si el paciente no da su consentimiento explícito". Por lo tanto, Haga quiere que los datos médicos sólo se compartan si los pacientes dan su permiso explícito por adelantado.

Según Haga, es lamentable que las grandes empresas farmacéuticas puedan beneficiarse de un sistema de este tipo: "El riesgo de una filtración de datos siempre está presente y es desproporcionado con respecto al posible beneficio para el paciente". Hace unos años, la Unión Cristiana fue muy crítica con la introducción de un expediente electrónico de paciente en los Países Bajos, porque durante mucho tiempo no estaba claro quién podía acceder exactamente a esos datos.